POEMAS 1-8 9-16 17-24

Poemas

Malos tiempos

Ahora el rey tiene el brillo
de un príncipe de Persia,
el aplomo de un jan de Mongolia,
nos deslumbra su luz, igual que deslumbraba
el brillo del monarca
del alto y del bajo Nilo.
Ya no vemos a un hombre:
vemos al fin a un rey.

Y los sátrapas
endulzando su voz, abriendo la sonrisa,
nos invitan con gestos de sus manos
a que gritemos vítores,
a que reverenciemos su quehacer bondadoso,
aunque nunca sepamos qué bondades nos da. Leer los seis poemas completos

Cadáveres en la espuma

Esta mañana, que era una mañana
limpia y fresca de junio,
las olas han traído a nuestra playa
un cargamento triste de hombres muertos.
No los hemos mirado, hemos querido
no ver si estaban o no estaban
ni saber quiénes eran o cómo se llamaron.
Hemos vuelto los rostros
mirando inútilmente a la montaña
-al menos es nuestra montaña-.
Pero de abajo, de la playa, están llegando
los lamentos, las súplicas de auxilio.
Y algunos de nosotros ya hemos decidido
que quizá lo mejor sea marcharse
donde no sea preciso escuchar cada día
a los muertos que el mar nos ha estado trayendo.

Leer los ocho poemas completos

El corazón del mundo

Amigos no los hay, compañeros tan sólo.
Los dulces recorridos por callejas de casas,
son hoy rutas que cumplen hediondos autobuses
en los que silenciosas van bocas y van almas.

Y por las noches, solo, en la calma del pobre
cuarto en el que descansa, un único consuelo
a su tristeza encuentra: en un plano recorre
el pueblo y la montaña y el río con los dedos.

Mientras que el sueño sube desde el pecho a los ojos,
todas las noches gasta su ensueño viendo el río
y su cansino paso junto a los robledales
y oliendo en la montaña la flor del malvavisco.

Leer los cinco poemas completos

Licencia de Creative Commons
Textos sujetos a licencia Creative Commons

Las imágenes de las palabras

Pulsa en la imagen para ver la foto entera.
Envía tus opiniones a este correo: escribirsinpapel.es@gmail.com
La vuelta Leipzig Fontecha